Fotografía historica del 10 de agosto de 1933 cedida por la familia Mirave Lasaosa
En el año 1933 las tensiones politicas de la época estuvieron a punto de acabar con la tradición del dance en Huesca. La CNT prohibió bailar a los danzantes afiliados, por lo que quedaron 5 vacantes, que fueron cubiertas por Mariano Paraiso, Bernardino Nunilo "Nino", Mariano Pérez, Pepito Martínez y Emilio Miravé. Estos tres últimos rompían la tradición del danzante "labrador" por lo que se les denominó danzantes "señoritos"

Danzantes "señoritos" En el centro, de izda a derecha, Mariano Pérez, Pepito Martínez (palo de cintas) y Emilio Miravé Díez.




Danzantes de Huesca, 1984
Viaje a Roma, 25 aniversario