Agrupación de danzantes de Huesca
InicioHistoriaDanzas y músicaActuacionesIndumentariaDanzantesVideosNoticiasColaboradoresBibliografía
General
Pablo Esperanza "Cacon" Mayoral de los homenajes


Recientemente Francisco San Emeterio, Mayoral actual de los Danzantes, recordaba la figura de Pablo Esperanza "Cacon", toda una vida dedicada al dance, con motivo del cincuentenario de su fallecimiento (ver escrito) [103 KB] . Danzante durante más de 70 años, entre 1898 y 1970, vivió en tiempos de incertidumbre, pobreza y tensiones políticas que pusieron en riesgo, algún año, la continuidad de la "vistosa danza de los hortelanos de Huesca". Sin embargo, sus años como Mayoral coincidieron con una de las etapas de mayor reconocimiento popular e institucional de los Danzantes de Huesca.

A continuación se transcriben algunas menciones que aparecen en la hemeroteca del Diario del Altoaragón en relación a los Danzantes durante este periodo de tiempo, con especial atención a los años comprendidos entre 1947 y 1970, cuando "Cacón" fue Mayoral de los Danzantes.



1898-1946: Pablo Esperanza "Cacón" Danzante

Pablo Esperanza Lecina "Cacón" nació en Huesca el 23 de junio de 1885 y se incorporó a la hermandad de Danzantes labradores en las Fiestas Laurentinas de 1898, con tan sólo trece años recién cumplidos. Coincidió danzando con su padre, Doroteo Esperanza Zapater (1887-1923), su hermano Ignacio Esperanza (1908-1955), y sus dos hijos Anselmo (1933-1983) y Jesús (1939-1994)

Sus años como danzante en las primeras décadas del siglo XX no fueron fáciles, y vivió en primera persona varios momentos críticos que pusieron en riesgo la continuidad de la "típica y castiza comparsa de Danzantes". Entre 1914 y 1923, la falta de recursos económicos de los hortelanos ocasionó, debido a la dificultad para confeccionar trajes, una progresiva disminución en el numero de Danzantes. La fundación de la Cofradía de San Jorge en el año 1923, por parte de ilustres oscenses, posibilitaron la confección de nuevos trajes y la incorporación de 4 nuevos Danzantes hortelanos. En el año 1933, las tensiones político-sociales estuvieron a punto de acabar con la tradición del dance cuando la Confederación Nacional de Trabajo (CNT) prohibió a los Danzantes afiliados salir en la procesión. La guerra civil española, fue otro momento crítico, y de hecho el año 1936 no pudieron salir los Danzantes ni la procesión.

Sin embargo, a partir del año 1938 la popularidad y reconocimiento de los Danzantes es cada vez mayor. Aparecen referencias al baile de los palos nuevos, cuya música y coreografía fue obra del Mayoral Bienvenido Susin “Molinero de Morana”, así como a la participación de cinco cuadros de baile.





Danzantes en 1922 Entre los años 1917 y 1923 el número de danzantes disminuyó y solamente danzaban tres cuadros, por lo que no se realizaba el dance de las cintas (I. San Agustin. Fototeca de la DPH)



Año 1947: Mayoral, Escudo colectivo de la Ciudad y Homenajes

El 14 de Marzo, fallecía debido a la gripe Bienvenido Susin "Molinero de Morana", Mayoral de los Danzantes desde el año 1936. Pablo Esperanza "Cacón" que cumplía entonces medio siglo como danzante, pasaba a ocupar su puesto.

Su primer año como Mayoral, no pudo ser más prospero. El 5 de Agosto, la Comisión Gestora Municipal del Ayuntamiento, presidida por el alcalde D. Vicente Campo, y "a propuesta del concejal señor Ferrer Olivera, acordó por unanimidad conceder el Escudo colectivo de la ciudad a la Agrupación "Los Danzantes" de Huesca que durante tantos años viene manteniendo con entusiasmo creciente una tradición folklorica tan arraigada en el alma de los oscenses". El 10 de Agosto, se realizó el homenaje en el salón de sesiones del Ayuntamiento. "Los danzantes hicieron su entrada en el patio principal interpretando uno de sus típicos bailes. Allí fueron recibidos por las autoridades dichas y Corporación municipal con todos los honores. Un inmenso gentío llenaba la plaza y seguía a los danzantes cuando estos penetraron en el salón de sesiones, donde se celebró el acto. Este fue tan breve y sencillo como emotivo". El acto empezó con la lectura del acuerdo de la Comisión gestora municipal, siguió con unas palabras del alcalde D. Vicente Campo en las que expresaba la emoción y honor que sentía, y a continuación imponía él la corbata con el Escudo de la ciudad al palo de cintas. "Don Emilio Miravé Diez, destacado miembro de los Danzantes de Huesca y en nombre y representación de éstos, pronunció unas emotivas palabras para agradecer el homenaje y manifestar que ellos habían por su parte acordado nombrar mayoral honorario perpetuo al alcalde de la ciudad, rogando que tal designación fuese aceptada, como así fue"

Ese mes de agosto, el Orfeón Oscense bajo la dirección de D. José Maria Lacasa Coarasa, organizó una fiesta de homenaje a los "Danzantes", con la colaboración de la Comisión de Festejos del Excmo. Ayuntamiento. El acto tuvo lugar el 22 de agosto, en un teatro Olimpia, abarrotado de publico, y constó de tres partes. Cerrando la segunda de ellas, actuaron los Danzantes con "interpretación de todo su repertorio de dances con música a gran orquesta". "La aparición de todos y cada uno de ellos en escena fue de una emoción indescriptible, llegando a su momento culminante cuando sonaron los primeros compases de la música popular". "El público no acertaba a aplaudir, viendo con nuestros propios ojos como muchos hombres lloraban como niños, mientras de sus gargantas salían vivas a San Lorenzo, a Huesca y a los Danzantes" El acto fue un gran éxito, como demuestra el titular de la noticia "Detalle del soberbio acontecimiento artístico en homenaje a los Danzantes"





Cacon, Martinez y Ballabriga Imagen posiblemente del año 1965, en la que aparece Pablo Esperanza "Cacon" (dcha), junto a Pepito Martinez (izda) y Jose Maria Ballabriga (agachado)



Año 1961-1965: Homenaje de las peñas y Parrilla de Oro

En 1961, las peñas, fundadas en 1957, hicieron un llamamiento a toda la juventud oscense para acompañar y homenajear a los Danzantes hasta la plaza de Navarra, una vez finalizada la procesión del día 10. “Según estaba preparado y anunciado, una vez que los Danzantes danzaron en el interior de la Basílica, prosiguieron la marcha, por el Coso Bajo y Porches de Galicia hasta la Plaza de Navarra, entre la multitud que les aplaudía. Luego, los Danzantes, fueron obsequiados en el refectorio del Casino por la Comisión de Fiestas. Ya en el exterior, reanudaron sus dances, habiendo crecido enormemente, ahora, el número de espectadores que hicieron patente su entusiasmo por todo el cuadro, acompañándole por las calles céntricas, por los Porches, mientras danzaban' el número de las espadas” Este homenaje, sin embargo, estuvo marcado por las inclemencias meteorológicas. Una gran tormenta de agua durante la noche había impedido realizar los dances en la plaza, la procesión salió con media hora de retraso, y no se pudo quemar una parrilla de fuegos artificiales que se había preparado para finalizar el homenaje. Este homenaje se mantuvo en el programa durante los siguientes años, y los danzantes despues de entrar danzando en la Basílica de San Lorenzo, marchaban con el dance de las espasdas hasta la Plaza de Navarra, seguidos con gran entusiasmo por gran cantidad de peñistas.

En 1965, el Excmo. Ayuntamiento concedió la Parrilla de oro a la Agrupación. Según consta en los archivos de la Agrupación, la comisión de fiestas, en reunión del 19 de Julio de 1965 y con la aprobación de la Corporación Municipal, acordó conceder a la Agrupación de Danzantes de Huesca la Parrilla de Oro, "en atención a los méritos contraídos con esta Comisión de Fiestas en pro de nuestra ciudad y a mayor honra de nuestro Santo Patrón". La entrega de dicha distinción, se realizó en el Teatro Olimpia, colocándose en el Palo de las Cintas, el día 4 de Agosto de 1965, en el acto de presentación de las Presidentas de las Fiestas.





Los "cacones" Imagen de 1977, con dos generaciones de la familia de Pablo Esperanza "Cacon". De izda a derecha, Jesus Montorio (nieto de Ignacio Esperanza); Anselmo Esperanza (hijo de Pablo Esperanza); Jesus Esperanza Santafe (Nieto de Pablo Esperana); Jesus Esperanza Buisan (hijo de Pablo Esperanza). Cortesía de Jesus Montorio



Los "Cacones" una tradición familiar de Danzantes

Pablo Esperanza "Cacón" no dejó el dance hasta el último año de su vida, tal como habían hecho los mayorales Félix Palacio, León Gracia y Bienvenido Susín que lo habían precedido. Falleció el 1 de Marzo de 1971, a la edad de 85 años. Le sustituyó, como mayoral, Victorino Solanes quien no ocupó el cargo hasta el 15 de agosto, puesto que el día 10 se dejó la plaza vacante como homenaje y recuerdo al mayoral fallecido.

Los "Cacones", constituyen una de las familias más conocidas y relacionadas con la tradición del dance oscense. Pablo continuó una tradición, que había iniciado su padre Doroteo en 1887, pero según menciona en una entrevista de 1957 su abuelo también pudo ser danzante y nombra a León Gracia (antiguo Mayoral) como su tío. Durante muchos años danzó junto a su hermano Ignacio, y sus dos hijos Anselmo y Jesús. Y hoy todavía están en activo dos nietos suyos, Jesús Esperanza, presidente de la Agrupación, y Fernando Esperanza, así como un bisnieto de su hermano Ignacio, Jose Ignacio Montorio, quienes han mantenido y garantizarán en el futuro la tradición danzante de los "Cacones".





PABLO ESPERANZA "CACON", MAYORAL 1947-1970 [103 KB]
Marzo 2021

Recuerdo y nostalgia de Pablo Esperanza “Cacón” 50 años después de su muerte

A continuación reproducimos en formato pdf el escrito [103 KB] realizado por Francisco San Emeterio, Mayoral de los danzantes de Huesca, en recuerdo de Pablo Esperanza "Cacon", antiguo, querido y recordado Mayoral de los danzantes entre 1947 y 1970.
Este escrito fue publicado en el Diario del Altoaragón






Historia
Los danzantes y la Cofrafía de San Jorge